Ni tan rápidos, ni tan pluralistas, ni tan independientes.
Medios Lentos o poco rápidos?
Periodismo inteligente, jóven, ágil.

1º Premio a la producción digital UBA 2010 1º Premio a la iniciativa periodística ETER 2009

Y el séptimo día se fue a brunchear

Por Medios Lentos

Y el séptimo día se fue a brunchear

El brunch se ha convertido en una nueva costumbre para los porteños que buscan desayunar y almorzar cuando se levantan tarde. Hoy les presentamos una nueva costumbre, que es tomada por un grupo de mujeres para hacer networking, las “Ladies Brunch”.La pizza fría y el mate suelen ser los desayunos clásicos de cualquier persona que se despierte tarde un sábado o un domingo. El apetito de las 11 de la mañana no amerita una simple infusión, pero tampoco está listo para soportar un plato de ravioles con salsa bolognesa. En ese caso es ideal una costumbre anglosajona llamada “brunch” (unión entre breakfast y lunch) que fusiona el desayuno con el almuerzo.Aprovechando esta costumbre, restaurantes, bares y hoteles ofrecen servicios de brunch clásicos, sofisticados y hasta de vanguardia. ¿Tanta variedad en una costumbre que viene de afuera? Sí, la gastronomía porteña está ampliándose y brinda diferentes opciones para las personas afectadas por la resaca o que les gusta despertarse tarde los fines de semana.Un brunch clásico está compuesto por una infusión como té, café, jugos, yogures y gaseosas. La comida se divide en dulces y salados. Entre lo dulce se encuentran las medialunas, las cookies, muffins, tarteletas y masitas. Y entre lo salado están los fiambres, sándwiches, tartas, quesos, huevos revueltos y salchichas. También hay frutas frescas y secas.Lo sofisticado en un brunch lo marcan detalles gourmet y de mayor elaboración. Muffins decorados, tortas, champagne, vino, pastas y carnes pueden considerarse cuando el hambre asoma más allá de la pastelería. Algunos se animan a tragos. La vanguardia está presente en restaurantes donde se ofrecen platos nórdicos o peruanos como el ceviche (que en su país de origen se come desde la mañana temprano).En Nueva York, en donde el brunch es una costumbre habitual desde hace muchos años, los platos más comunes son los huevos a la benedictine, que son huevos escalfados (acá se llaman poché) sobre una tostada con bacon frito y cubiertos de salsa bechamel u holandesa, con salchichas y un Bloody Mary. Según se dice, este trago tiene propiedades útiles para la resaca.Opciones para despertarLos brunchs más sofisticados y completos son los del Hotel Alvear o los del Sofitel- Cardales. Los más accesibles son los de los restaurantes, que también son completos. Olsen ofrece brunchs desde básicos hasta más elaborados y se pueden sumar componentes por 20 pesos, como por ejemplo platos escandinavos. Un brunch promedio cuesta $40 (Gorriti 5870).Baraka brinda brunchs hasta la una del mediodía y se divide en tres pasos. Hay café, té, exprimidos, licuados, productos de pastelería y panadería, huevos, sándwiches y bruschettas. Está ubicado en Gurruchaga 1450.El restaurant, pastelería y winery Sirop Folie ofrece un brunch completo que incluye hasta ensaladas Caesar sin pollo y champagne. Los sábados y domingos de 11 a 17hs, Pasaje Vicente Lopez 1661.De 11 a 16hs Tartine tiene su brunch “especial” que consta de infusiones, huevos en diferentes preparaciones, yogures con granola, tostadas y fiambres. Este restó se encuentra en Arévalo 1488 y el precio promedio es de $45.Hay equipo para brunchearLadies Brunch es un grupo de mujeres que salen a probar brunchs y hacer reuniones donde comparten experiencias sobre sus emprendimientos, o sea, networking. Su creadora y organizadora, Marina Ponzi, cuenta la experiencia de salir a brunchear una vez por mes con tarjetas de presentación en mano.¿De qué se tratan sus encuentros?Son eventos organizados para generar un nuevo punto de encuentro para mujeres emprendedoras. En cada brunch nos reunimos entre 30 y 40 mujeres para conocer a qué se dedica cada una, repartir nuestras tarjetas y hacer contactos que puedan generar futuras alianzas y proyectos en conjunto. Además hay charlas sobre negocios y un invitado especial que nos cuenta sobre su emprendimiento, para que las emprendedoras puedan capacitarse en un tema concreto por encuentro.¿Dónde se hacen?Cada mes vamos a un lugar diferente con el objetivo de conocer nuevos lugares y probar nuevos menús. Todos los lugares que elegimos se caracterizan por ser femeninos, cómodos, con una buena carta y que tengan lugar para un grupo grande de mujeres.¿Hace mucho que los organizan?En este mes cumplimos un año y lo vamos a festejar con la incorporación de más eventos a la agenda y nuevas formas, para que las emprendedoras puedan promocionar sus negocios entre la comunidad de usuarias. Además estamos empezando con la organización de brunches en ciudades del interior como Córdoba y Rosario.¿Cómo se le ocurrió la idea? Surgió al volver a Buenos Aires después de estar viviendo un tiempo en Madrid. Allá es muy común salir a “brunchear”, y con un grupo de amigas recorríamos lugares casi todos los domingos. Cuando volví decidí implementar esta misma costumbre y hacer una convocatoria abierta a todas las mujeres que quisieran sumarse, y agregué al combo otra de mis pasiones que son los eventos de networking para emprendedores.¿Cómo se puede hacer para contactarse con ustedes y participar de los brunchs?Para enterarse de las convocatorias hay que suscribirse al newsletter (http://ladiesbrunch.com.ar/newsletter/ ). Unos días antes del evento se abre la convocatoria para que todas puedan reservar su lugar. También pueden enterarse siguiendo a Ladies Brunch en Facebookwww.facebook.com/ladiesbrunch, Twitterwww.twitter.com/ladiesbrunch y en la página web.AutorAyelén Cisnerosayelen@medioslentos.com


COMENTARIOS

DEJANOS TU COMENTARIO